shoe
Hace unas semanas comentábamos como en Irak al-Zaidi era visto como todo un héroe, de hecho la admiración llegó a tal grado que Laith al-Amari, un artista iraquí, creó una estatua gigante de un zapato en honor a aquel famoso «Zapatazo a Bush», un acto que el mismo artista considera como una «fuente de orgullo para todos los iraquíes».

Actualmente al-Zeidi está buscando asilo político en Suiza.

Enlace: Bush shoe-throwing incident inspires work of art | Vía: Gothamist