Nada como un «Jack in the box» de la era digital.