El «Rey» Eddie Davidson quien fue sentenciado en Abril a prisión por mandar emails fraudulentos (SPAM); escapó ayudado de su esposa, a quien mató junto a su hija y él mismo. Final trágico, aunque el SPAM sigue.