Después de que una mujer francesa diera casi 30 mil USD por cursos y libros, la iglesia de la Cienciología fue juzgada en Francia como «Fraude Organizado»