De acuerdo con un estudio de Felicity Baker publicado en Australasian Psychiatry Journal la música que escuchan los adolescentes (con problemas mentales o comportamiento antisocial) determina la personalidad y esto fue lo que encontró (copio y pego de ALT1040)

POP: conformistas, excesivamente responsable, luchando con la sexualidad o la aceptación de iguales.

HEAVY METAL: Pensamientos suicidas, depresión, consumo de drogas, dañarse, robar, vandalismo, las relaciones sexuales sin protección.

DANCE: Tendencia al consumo de drogas independientemente de su origen socioeconómico.

JAZZ/R&B: Introvertidos, solitarios.

RAP: Tendencia al robo, violencia, ira, miembro de pandillas, consumo de drogas y la timidez.

Considero que los resultados de este supuesto «estudio» son meros estereotipos que cualquier ultraconservador de 1960 pudo haber mencionado con toda certeza, acepto que sí, puede haber cierta tendencia a encontrar ese tipo de personalidad de acuerdo con la música, pero vamos si esto fuera cierto, los emos y metaleros serían una especie en peligro de extinción por el gran número de suicidios; me gustaría ver el Last.Fm de la señorita Baker para saber qué música escucha.

Estoy de acuerdo que la música ayuda a definir a una persona, pero me inclino más a que de acuerdo con la personalidad de la persona es la tendencia hacia un gusto musical, no al revés.

Enlace: Musical key to unlocking teenage wasteland | Vía: ALT1040