Aunque se ha dicho que MySpace y Facebook son la mejor herramienta para que los secuestradores encuentren próximas víctimas, muchos permanecemos escépticos. Eduardo Arcos escribe un muy buen artículo acerca de las incongruencias mediáticas en México, «Periódico Milenio: banco de datos para plagiarios».