En el 2003, cuando Calderón era diputado, propuso que se le cambiara de nombre al país; de «Estados Unidos Mexicanos» a «México» debido a que el nombre que tenemos y que data de 1824, no representa la realidad actual.

Esta iniciativa podría concretarse, pero hasta el 2010 por todos los cambios que deben hacerse.