Un experto de la UNAM pronosticó que en el 2010 entraremos en una «pequeña era de hielo» y no por el calentamiento global sino por la disminución de la actividad solar.