Cuando la realidad supera a la ficción, en Cracked publican 7 historias de personas que «desafiaron a la muerte» y le ganaron por mucho.

Las dos historias que más me impactaron son la de Vesna Volovic, una azafata que trabajaba en una aerolínea Serbia en los 70’s; cuando su avión fue secuestrado para detonarlo, Vesna salió de la nave y se aventó (sin paracaidas) a poco más de 10,000 m de altura, en caer tardó tres minutos, y por suerte cayó en una montaña nevada (claro que fue la única sobreviviente del vuelo) aunque se rompió varios huesos y terminó en coma, pero después de quedar paralizada, aprendió a caminar de nuevo y se recuperó, además sostiene un récord por esta hazaña.

Otra impactante es la de Aaron Ralson, que tuvo que cortar su brazo para liberarse de una roca que le había caído prensándolo, al puro estilo de Saw, solo que él sí lo hizo.

Enlace: 7 People Who Cheated Death (Then Kicked it in the balls)