No podría estar más de acuerdo con Ernesto BañuelosNipper está intentando regresar (¿alguna vez se posisionó en algo?) pero la estrategia que usan no me parece la más acertada, con un email que lleva por título «Qué onda wey… ¿tu ya nippeas?»; pero bueno, al final del día, nadie sabe con certeza ¿Qué demonios es Nipper?, ni Google. Triste sin duda, pero el mundo sigue igual.