prison051707En los últimos 20 años Holanda (donde curiosamente el cannabis es legal) ha presentado una baja en el índice de crímenes. A pesar de que el país cuenta con capacidad para 14,000 reos solo tiene 12,000 detenidos, esto hará que se tengan que cerrar 8 prisiones, lo que podría significar la pérdida de 1200 empleos.
Por «suerte» en naciones aledañas como Bélgica y Alemania hay muchos criminales por lo que se podría llegar a un acuerdo para alojar a los criminales extranjeros en las prisiones disponibles, de hecho en Bélgica hace poco un juez se vió obligado a dejar en libertad a un ladrón porque no había cupo en ninguna prisión, eso es suerte!.