Cada semana que pasa estoy más sorprendido y seducido con el trabajo de Improv Everywhere y éste se está convirtiendo muy rápidamente en mi favorito. En un mall de Los Angeles 16 personas de la nada comienzan a interpretar un musical en la sección de comida.

Los actores se reunieron un día antes de la broma para practicar la canción y la coreografía e incluso se pidió permiso a la administración del mall para hacer la presentación y para que se les dieran facilidades con el sonido ya que los actores llevaban micrófonos inalámbricos para que se les escuchara cantar.
Además para que el espectáculo fuera aún más sorpresivo el «conserje» estuvo limpiando por más de media hora antes de que empezaran.

Enlace: Food Court Musical [Improv Everywhere]